Panama

Simple. Conectado.

Un alivio para el conductor

Otros procesos automáticos también serán posibles en el futuro. Un mapa digital del almacén registrará la posición de los montacargas y la ubicación de todos los portones del local. Si los montacargas se dirigen a otra área del pasillo o hacia fuera del mismo, los portones se abrirán y/o cerrados automáticamente. Tal detalle optimiza la acción del conductor, ya que este no necesitará abrir y/o cerrar la puerta manualmente.

La empresa y el medio ambiente también se beneficiarán con esta solución, ya que los requisitos de calentamiento y resfriamiento del pasillo pueden ser reducidos. Y la red va más allá: define las zonas lentas en locales particularmente peligrosos, como cruces y puertas. Estas son reconocidas por los montacargas, que desaceleran automáticamente debido a su posicionamiento a partir de cámara, láser y GPS. Gracias a esta red, el montacargas también "reconoce" el tipo de carga que lleva. Por ello, reduce automáticamente la velocidad y, por consecuencia, las vibraciones, en caso de cargar productos particularmente sensibles.

La nube evalúa los datos recolectados en tiempo real y envía una alerta en caso de peligro. Estas son medidas preventivas en situaciones de aumento de la actividad, reduciendo considerablemente el riesgo de accidentes.

CASE4 2