Panama

Cómo alimentar al mundo

La agricultura al límite

Plantar no siempre es suficiente para colectar. Cultivar en áreas extremas y obtener buenos resultados es una tarea que exige dedicación, estudio e inversión en tecnología. Áreas inundadas, áridas o con relieve irregular son las que demandan más atención del productor y que, consecuentemente, ha llamado más la atención de las empresas y de los centro de investigación dedicados a innovación en el medio agrícola.

Es por eso que con el fin de perfeccionar el trabajo de los agricultores de las más diversas regiones y, con ello, garantizar que el mundo esté suministrado de alimentos durante los próximos años, Bosch ha invertido en soluciones del Internet de las Cosas (IoT) para la agricultura, teniendo como enfoque la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad.

Con el avance de la agricultura de precisión, es importante hacer uso optimizado del agua, reducir las aplicaciones de defensivos agrícolas y producir en locales cuyo acceso es difícil y los cambios climáticos son drásticos.

Por medio de sensores desarrollados para necesidades específicas del sector, las tareas del productor se vuelven más fáciles y asertivas: estos dispositivos generan datos que permiten al agricultor maximizar el control de la producción y, así, trazar estrategias adecuadas a cada panorama.

¿Quiere entender como Bosch está metida en esta realidad? ¡Pase a la próxima pantalla y lea más!

CASE4 2

Conozca los desafíos y soluciones Bosch para la agricultura en regiones extremas.

Teaser link icon

Entienda cómo las tecnologías Bosch están mejorando la calidad de los alimentos.

Teaser link icon

Cómo alimentar al mundo

Bosch y las soluciones para áreas extremas

Desarrollados por una startup apoyado por Bosch, los sensores CropX acompañan y mapean las condiciones del suelo, señalando por medio de alertas en el Smartphone, cuando es el momento ideal de irrigar la plantación. Así, es posible evitar los daños causados por la ausencia de lluvia en algunas áreas.

Regiones muy secas también son más susceptibles a incendios. Por ello, para evitar pérdidas en esas localidades, Bosch desarrollo la MIC IP 7000, una cámara capaz de identificar la presencia de fuego y humo en un cultivo. Este monitoreo es capaz de, incluso, alertar de la ocurrencia y accionar a la brigada de bomberos, por ejemplo.

Desarrollado por Stara, en asociación con Bosch Rexroth, el Imperador 3.0 es un equipamiento con dos funcionalidades: pulverizar defensivos agrícolas y distribuir fertilizantes de manera más eficiente en terrenos con inclinación de hasta 31,7°.

Además de optimizar la potencia del motor a diésel y, así, evitar el consumo excesivo del combustible, la máquina permite el cambio de marchas incluso en movimiento, lo que hace aumentar considerablemente la productividad.

CASE4 2

Descubra cómo las soluciones Bosch para pulverizadores agrícolas optimizan la producción

Teaser link icon

Descubra el sistema Bosch para detectar incendios.

Teaser link icon